Pérdida de control en la ISS (octubre 2021)

El 15 de octubre, cerca de las 09:15 UTC, la cápsula rusa Soyuz MS-18 causó una leve pérdida de control en la Estación Espacial Internacional.

La nave estaba siendo sometida a algunas pruebas de rutina en sus motores que usa para salir de órbita, estando acoplada al módulo Nauka. Este es un procedimiento estándar previo al retorno de una Soyuz, ya que la MS-18 regresó el 17 de octubre.

 

De alguna manera, los propulsores de la Soyuz simplemente siguieron encendidos con el resultado de que la estación realizara un giro imprevisto de 60° grados y tuviera una pérdida de control. Según Roscosmos, el control se recuperó sin problemas poco después.

La agencia RIA Novosti informó que los motores se detuvieron luego de que la nave alcanzara el límite de consumo de propelente. Este es un umbral de seguridad para que la Soyuz pueda regresar a la Tierra sin problemas, con el propelente adecuado para salir de órbita.

pérdida de control
Las naves Soyuz MS-19 (izquierda) y Soyuz MS-18 acopladas a la ISS. [Roscosmos]

En el hipotético caso, muy improbable, de que una Soyuz gastara su propelente en órbita, una nave no tripulada se lanzaría a la estación como reemplazo. Esto se demostró con el lanzamiento de la nave Soyuz MS-14 en agosto de 2019.

Es importante destacar que ya son dos los eventos de pérdida de control (attitude control) de la estación en menos de 3 meses por parte de hardware ruso. El 29 de julio, fue el módulo Nauka el que causó que la estación diera una pirueta de 540°.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.