Noticias

Caminata espacial #69 de Estados Unidos

Los astronautas de la NASA Michael Hopkins y Victor Glober realizaron una caminata espacial (EVA) este 27 de enero, con la finalidad de realizar tareas variadas para mejorar algunos sistemas de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Sus tareas consistieron en instalar un cable y una antena para la plataforma Bartolomeo, configurar un terminal de banda Ka para conectarlo a estaciones terrestres europeas y quitar soportes de agarre en preparación para futuras mejoras en el sistema de energía de la estación. La EVA-69 comenzó aproximadamente a las 11:30 UTC, y tuvo una duración de 6 horas, 56 minutos.

 

Hopkins (arriba, a bordo del SSRMS) y Glover (abajo) trabajando en la plataforma científica Bartolomeo, atada al módulo europeo Columbus. Al fondo la cápsula Crew Dragon. [NASA]

 

Después de abrir la escotilla y salir de la esclusa de aire Quest, Hopkins viajó al módulo Columbus, mientras que Glover “abordó” el Sistema de Manipulador Remoto de la Estación Espacial (SSRMS), también conocido como Canadarm2, y se trasladó al lugar de trabajo.

La primera tarea del día fue instalar la terminal Columbus Ka-band (Col-Ka) en el exterior del módulo del laboratorio europeo. Esto implicó quitar y reinstalar 4 pernos de los paneles exteriores del módulo para permitir la colocación de la terminal y enrutar el cableado externo para la alimentación de la antena.

Esta antena de banda Ka conectará el módulo a la red EDRS (European Data Relay System) de satélites en órbita geoestacionaria, lo que permitirá velocidades de conexión más rápidas entre el segmento europeo de la Estación Espacial Internacional y los investigadores en tierra (50 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida).

Al finalizar los trabajos en la zona, Hopkins y Glover retiraron una cubierta que protegía a la antena durante su instalación. Victor Glover la soltó a la deriva mientras seguía conectado al SSRMS.

 

Foto del módulo europeo Columbus en la ISS, tomada en 2019 por el astronauta Luca Parmitano. [ESA]

 

Finalmente, los astronautas removieron algunos soportes de sujeción en el Armazón P6 de la Estructura de Armazón Integrada (ITS, por sus siglas en inglés) de la Estación Espacial Internacional, la espina dorsal de la misma. Esto permitirá la instalación de futuras mejoras a los paneles solares del laboratorio orbital.

Se trató de la tercera EVA para Michael Hopkins (acumulando 19 horas, 54 minutos) y apenas la primera para Victor Glover (acumulando 6 horas, 56 minutos).

Esta fue la actividad extravehicular #233 para realizar mejoras/reparaciones en la Estación Espacial Internacional, la #178 de Estados Unidos (o la #69 sin contar aquellas realizadas por los transbordadores) y la primera de este 2021.
En total, se han acumulado 1465 horas, 47 minutos​ de tiempo de caminatas espaciales en las 233 realizadas en la ISS.

Retorno de la cápsula de carga Dragon CRS-21 de SpaceX/NASA

La cápsula Dragon CRS-21 ha finalizado este 14 de enero (UTC) su misión de poco más de 38 días en el espacio, tras reabastecer de experimentos científicos, suministros y demás carga a la Estación Espacial Internacional (ISS).
Lanzada el 6 de diciembre de 2020 a las 16:17 UTC a bordo de un cohete Falcon 9, la cápsula Cargo Dragon 2 con distinción serial C208 llegó a la ISS el 7 de diciembre a las 18:40 UTC, y se acopló de forma automática al puerto IDA-3 del módulo Harmony (nádir). Con esto se completó el vuelo espacial no tripulado #235 a la estación, y el #230 exitoso.

Despegue del Falcon 9 con la cápsula Dragon CRS-21. [SpaceX]

La Dragon amerizó en el Golfo de México, frente a las costas de Florida, el 14 de enero a la 01:27 UTC, cargada de cerca de 2 toneladas de experimentos científicos y carga variada. Esta es la primera vez en la que carga y experimentos que regresan de la estación lo hacen en la costa de Florida, desde el retiro del transbordador espacial. Anteriores Dragon de carga lo hacían en el Océano Pacífico, frente a las costas mexicanas de Baja California.

En cápsula espacial, helicópteros, barcos, aviones y automóviles, los experimentos científicos que regresan de la ISS emprenderán el primer viaje de su tipo para que estos sean analizados por investigadores en la Tierra, en tiempo récord.

Amerizaje de la Crew Dragon Demo-2 en mayo de 2020. Usada para fines ilustrativos. [SpaceX]
Barco GO Navigator, que apoya en las operaciones de recuperación de la cápsula. [NASA/Mike Downs]


Después de que un barco de SpaceX saca a la cápsula del agua, un equipo extrae los experimentos más críticos de tiempo de la nave y los sube a un helicóptero; este las regresará al Centro Espacial Kennedy tan solo unas horas después del amerizaje. Cualquier carga científica restante regresará en una segunda carga de helicóptero o permanecerá a bordo del barco y será trasladada al puerto.

Añadido a esto, los experimentos también serán transportados en avión, camión, auto y demás medios de transporte, para ser analizados por variedad de investigadores aquí en la Tierra.

Los experimentos de la estación espacial que regresan incluyen:

  • Cardinal Heart, que estudia cómo los cambios en la gravedad afectan las células cardiovasculares a nivel celular y tisular utilizando tejidos cardíacos diseñados en 3D, un tipo de chip de tejido. Los resultados podrían proporcionar una nueva comprensión de los problemas cardíacos en la Tierra, ayudar a identificar nuevos tratamientos y respaldar el desarrollo de medidas de detección para predecir el riesgo cardiovascular antes del vuelo espacial.
  • Space Organogenesis, un estudio de la agencia espacial japonesa (JAXA) que demuestra el crecimiento de brotes de órganos en 3D a partir de células madre humanas para analizar cambios en la expresión genética. Los resultados de esta investigación podrían mostrar las ventajas de utilizar la microgravedad para los desarrollos de vanguardia en la medicina regenerativa y pueden contribuir al establecimiento de las tecnologías necesarias para crear órganos artificiales.
  • El Experimento de Adhesión y Corrosión Bacteriana, que identifica los genes bacterianos utilizados durante el crecimiento de biopelículas, examina si estas biopelículas pueden corroer el acero inoxidable y evalúa la eficacia de un desinfectante a base de plata. Esta investigación podría proporcionar información sobre mejores formas de controlar y eliminar las biopelículas resistentes, contribuyendo al éxito de futuros vuelos espaciales de larga duración.
  • Producción de Fibra Óptica, que incluye el retorno de fibras ópticas experimentales creadas en microgravedad utilizando una mezcla de circonio, bario, lantano, sodio y aluminio. Este ayudará a verificar los estudios experimentales que sugieren que las fibras creadas en el espacio deberían exhibir cualidades muy superiores a las producidas en la Tierra.
  • Rodent Research-23, una investigación con ratones a bordo. Este experimento estudia la función de las arterias, las venas y las estructuras linfáticas del ojo y los cambios en la retina antes y después del vuelo espacial. El objetivo es aclarar si estos cambios afectan la función visual. Al menos el 40 por ciento de los astronautas experimentan una discapacidad visual conocida como síndrome neuroocular asociado a los vuelos espaciales de larga duración, lo que podría afectar negativamente al éxito de la misión.

La carga dentro de la cápsula Dragon que fue lanzada a la ISS en diciembre. [NASA]

 

 

La fuga de aire aún persiste en el módulo ruso Zvezda de la ISS

La tripulación de la ISS localizó la fuente de la fuga en la cámara de transferencia del módulo ruso Zvezda en octubre: una grieta de 4.5 cm. Hace más de un año que se conoce el problema, y aunque esta semana se reportó un aumento considerable, se prevé que la solución definitiva llegue en febrero de 2021.

Módulo ruso Zvezda en la ISS. Fuente: Roscosmos.

 

Cronología de la fuga

En septiembre de 2019 se detecta una pequeña fuga de aire en la ISS. Los astronautas prescinden de arreglarla, ya que no es importante. No obstante, casi un año después, en agosto de 2020, se duplica la perdida de aire por la fuga. Esto obliga a que a finales de este mes los astronautas se tengan que aislar en el segmento ruso de la estación durante varios días.

En septiembre, la pérdida de aire se quintuplica, pero aún no se encuentra el lugar concreto de la fuga. Así que, la tripulación, con un detector de fugas ultrasónico estadounidense, comprueba los sellos de las ventanas a ver si se detecta la fuga. No hay éxito. La tripulación se tiene que volver a aislar a finales de este mes en el segmento ruso Zvezda.

A principios de octubre, tras monitorear la presión en las otras partes de la estación y no encontrar la fuente de la fuga, pensaron que esta podría estar en el módulo donde se aislaron, Zvezda.

Roscosmos, la agencia espacial rusa, anunció el 15 de octubre que los miembros de la tripulación finalmente identificaron la ubicación de la fuga después de idear una prueba inusual: dejaron que unas hojas de té los llevaran hasta la fuente de la fuga.

El cosmonauta Anatoly Ivanishin soltó algunas hojas de una bolsita de té en la cámara de transferencia del módulo de servicio de Zvezda. Luego, la tripulación selló la cámara cerrando sus escotillas y monitoreó las hojas de té con cámaras de vídeo mientras flotaban en microgravedad.

Las hojas flotaron hacia un rasguño en la pared cerca del equipo de comunicación del módulo. Anatoly Ivanishin e Ivan Wagner habían encontrado la fuente de la fuga: una grieta de 4,5 centímetros de largo.

Ivanishin (izquierda) y Vagner (derecha), cosmonautas de Roscosmos. Fuente: NASA.

 

La tripulación arregló temporalmente la grieta con cinta Kapton el 19 de octubre, según Roscosmos. Aún así, la fuga no se ha había cerrado por completo. La ISS seguía perdiendo aire.

El 23 de diciembre, se reportó que la presión en el módulo se había estabilizado, pero el cosmonauta ruso Sergei Ryzhikov aisló de nuevo el módulo Zvezda el pasado 27 de diciembre, y tras 18 horas, se informó que la presión en el compartimiento había caído de 730 a 620 mm Hg durante este lapso de tiempo, es decir, casi un 15%.

Roscosmos afirma que la grieta “no amenaza a la ISS ni a la tripulación”. Estas fugas son comunes en la ya antigua estación, pero su aceleración debe mantenerse en constante observación, antes de que se conviertan en un verdadero problema. Según Yuri Gidzenko, jefe adjunto de vuelo del segmento ruso de la ISS, en febrero se entregará a la estación un kit de reparación especial para el sellado final de la grieta.

Con información de RIA Novosti. Apoyo en traducción por @Gabriel10593514.

 

 

Chang’e 5 aluniza con éxito

China ha conseguido aterrizar en la luna la sonda Chang’5 con el fin de recoger muestras de su superficie y retornarlas a la Tierra. De completarse, será la primera vez que el gigante asiático lo.


Chang’e 5 aterrizada en la luna. Fuente: CNSA.

El 23 de noviembre la CNSA lanzó desde Centro de Lanzamiento de Satélites de Wenchang, en la isla de Hainan, un cohete Larga Marcha 5 rumbo a la luna. El cohete cargó Chang’e 5, una sonda formada por cuatro módulos: un orbitador, un módulo de aterrizaje, una etapa de ascenso y una cápsula de reentrada. El 1 de diciembre el aterrizador alunizó en la zona de Mons Rümker en Oceanus Procellarum, situada al noreste de la cara visible de la luna. El objetivo es recoger dos kilogramos de muestras a dos metros de profundidad.

La misión tiene un gran valor científico, ya que las muestras se tomarán en un área de la luna mucho más joven que en las anteriores misiones norteamericanas y soviéticas. Concretamente, es una zona volcánica elevada y dónde hay mucho material basáltico. De este modo, los científicos podrán añadir piezas nuevas al estudio de la historia de nuestro satélite y, por tanto, al de nuestro sistema solar.

De completarse con éxito, esta será la primera misión que se realiza de este tipo desde 1976. Sus predecesores son las misiones tripuladas Apolo y las misiones no tripuladas soviéticas Luna. También, será la primera misión de recogida de muestras lunares de la historia de China.

De este modo, la misión sigue en marcha y se prevé el retorno a la Tierra entre los días 15 y 16 de diciembre. La etapa de ascenso se encontrará con el módulo orbitador y le pasará las muestras. Después, la nave pondrá rumbo a la Tierra de nuevo. El módulo de entrada esta previsto que aterrice al norte de Mongolia.

El siguiente video es una representación de la misión hecha por la CNSA y editada por Space.com. Las imágenes han sido distribuidas por la Televisión Central China (CCTV).

Programa espacial chino

La misión es clave para el Programa de Exploración Lunar chino para mejorar aspectos tecnológicos de los viajes espaciales. Des del descenso a la luna al retorno a la Tierra. Chang’e 5 es la penúltima misión no tripulada a nuestro satélite del programa de sondas Chang’e, nombre de la diosa china de la luna.

La primera parte del programa tuvo el objetivo de alcanzar la órbita lunar y se logró en 2007 con Chang’e 1 y en 2010 con Chang’e 2. La segunda fase consistió en aterrizar dos sondas para explorar la luna y se consiguió en 2013 con Chang’e 3 y en 2019 con Chang’e 4. Esta última hizo historia, ya que alunizó en el lado oscuro de nuestro satélite, algo sin precedentes. Seguidamente, la fase de recogida de muestras la está completando Chang’e 5 estos días y se prevé que en 2024 Chang’e 6 también lo haga. De esta forma se completará el programa Cheng’e. Por último, el programa espacial pretende aterrizar astronautas en la luna en 2030 y eventualmente construir una base en el polo sur del satélite.

 

 

Sentinel-6: El nuevo satélite para medir el aumento del nivel del mar

El satélite más nuevo para monitorear el nivel del mar global está listo para su viaje al espacio. Ha sido lanzado en un Falcon 9 hoy a las 17:17 UTC desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en California.

Simulación del satélite Sentinel-6A recogiendo datos del nivel del mar en órbita LEO. Fuente: ESA.

Sentinel-6 tiene como principal misión recoger datos sobre los niveles marítimos mundiales. Las personas que viven en comunidades costeras o que navegan por aguas traicioneras se beneficiarán de los datos de esta nueva misión satelital. Entre sus objetivos está recoger datos sobre el aumento del nivel del mar, el movimiento de grandes masas de agua y hacer predicciones de las olas marinas y tormentas tropicales. De esta forma será más fácil y rápido evacuar a las poblaciones costeras si fuera necesario.

La misión es un esfuerzo conjunto entre Estados Unidos y Europa. La NASA y NOAA (National Oceanic and Atmosferic Administration) son las empresas norteamericanas. Y en el lado europeo ha participado la ESA, EUMETSAT (European Organization for the Exploitation of Meteorological Satellites) y CNES (National Centre for Space Studies). Sentinel-6A Michael Freilich es el nuevo componente de la flota de catorce satélites, con objetivos similares, de la NASA. La mayoría de esta flota ha sido desarrollada en colaboración a los socios internacionales.

Gracias al monitoreo del mar sabemos que el nivel del mar crece unos 3,3 milímetros al año y que este ratio se está acelerando, ya que, en los años noventa el nivel del mar crecía a unos 2 milímetros por año. El crecimiento del mar es un peligro para islas e incluso grandes ciudades como Nueva York, Londres o Ámsterdam. A demás, se calcula que entre 2 y 3 millones de personas están expuestas por cada centímetro que aumenta el nivel del mar.

Gráfico del aumento del nivel del mar desde 1993 a la actualidad. Fuente: NASA Goddard Space Flight Centre.


¿Por qué aumenta el nivel del mar?

El nivel del mar aumenta principalmente debido al calentamiento global. La temperatura global media ha aumentado alrededor de 1 °C durante los últimos 150 años debido en gran parte a la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

En consecuencia, las capas de hielo se están derritiendo. Groenlandia y la Antártida contienen aproximadamente el 99% del agua dulce de la Tierra, con el potencial de aumentar drásticamente el nivel del mar. También, a medida que el océano se calienta, el agua de mar se expande y, como resultado, aumenta el nivel del mar. A esto se le llama expansión térmica.

Datos recogidos entre 1993 y 2015 determinan que la desglaciación contribuye en un 45% a que incremente el nivel del mar y la expansión térmica contribuye en un 43%.

No obstante, gracias al Sentinel-6A Michael Freilich se podrán actualizar estos datos y sabremos cuánto del aumento del nivel del mar proviene del derretimiento de las capas de hielo y cuánto proviene de la expansión del océano.

Karen St. Germain, directora de la división de ciencias de la Tierra de la NASA, en una sesión informativa centrada en el retorno científico de la misión dijo lo siguiente:

“Dado que el 70% de la superficie de la Tierra es océano, los océanos juegan un papel importante en cómo cambia todo el sistema [del calentamiento global]”. “Estos cambios globales están creando tanto riesgos como oportunidades para nuestras comunidades humanas”.

Detalles de la misión

SpaceX ha lanzado, en su primer vuelo, al Falcon 9 B1063 desde el complejo de lanzamiento espacial 4 (SLC-4) de Vandenberg, California. Como es habitual, se ha recuperado el propulsor, pero esta vez ha sido en tierra. Concretamente ha aterrizado en la zona de aterrizaje 4 (LZ-4) y ha sido la tercera vez que un Falcon 9 lo logra en suelo de Vanderberg. Otra peculiaridad es que en esta misión no se han recuperado las cofias como normalmente se hacía cazándolas al vuelo en barcazas situadas en el mar.

Este ha sido el lanzamiento número 22 de este año de SpaceX, lo cual es el récord de más lanzamientos exitosos en un año por una compañía, que estaba en 21.

El destino del satélite es la órbita terrestre baja (LEO) y en una trayectoria polar, lo cual no es usual en los lanzamientos de la compañía. Puedes consultar todos los datos en la ficha de lanzamiento de Frontera Espacial.

Una vez que Sentinel-6 finalice su período de puesta en servicio de un año, cualquier persona en todo el mundo, incluidos educadores, estudiantes y otros miembros del público, podrán descargar los datos sin procesar del sitio web de EUMETSAT.

 

Axiom-1: la primera misión orbital privada de la historia, con Tom Cruise a bordo

La última misión con un turista espacial ocurrió en 2009, cuando el canadiense Guy Laliberté, uno de los fundadores del Cirque du Soleil, viajó en la cápsula Soyuz TMA-16. Ahora tocará turno de Tom Cruise, a finales de 2021.


Luego de la retirada del transbordador espacial en 2011, las cápsulas Soyuz se convirtieron en el único medio tripulado para llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS), por lo que durante la última década el turismo espacial sufrió un parón total, ya que Rusia no tuvo “asientos libres”.

Ahora, con la introducción de las cápsulas Crew Dragon de SpaceX y Starliner de Boeing, añadido a que se liberarán plazas en las Soyuz, el turismo espacial puede despegar (literalmente) otra vez. En marzo de este año, Axiom Space firmó un acuerdo con SpaceX para llevar una Crew Dragon a la ISS, en la que será la primera misión orbital completamente privada de la historia: Axiom-1.

Despegue del Falcon 9 con la cápsula Crew Dragon durante la misión Demo-2. [SpaceX]

Caminata espacial #47 de Rusia

Con un comienzo a las 15:12 UTC, y tras 6 horas, 48 minutos de trabajo fuera de la ISS, los cosmonautas Sergei Ryzhikov y Sergei Kud-Sverchkov concluyeron la caminata espacial rusa #47 de mantenimiento en la Estación Espacial Internacional (ISS).


Sergei Ryzhikov (izquierda) y Sergei Kud-Sverchkov (derecha) durante la EVA de hoy. [NASA]

La caminata espacial de este 18 de noviembre ha sido la primera en usar la esclusa del módulo Poisk, y su objetivo principal es preparar a la ISS para la llegada de un nuevo módulo de investigación ruso llamado Nauka, un laboratorio científico con años de espera. …

Cohete Vega falla en su lanzamiento: dos satélites perdidos, uno era español

Este ha sido el segundo fallo de este cohete en sus últimos tres vuelos. Los satélites SEOSAT-Ingenio (español) y TARANIS (francés) se perdieron junto al vehículo lanzador.


 

El cohete europeo Vega de la empresa Arianespace sufrió un fallo 8 minutos después de su lanzamiento, luego de despegar desde la plataforma 1 del Centro Espacial de Guayana en la Guayana Francesa a las 01:52 UTC del martes 17 de noviembre.

A bordo se encontraba el satélite SEOSAT-Ingenio (Satélite Español de Observación de la Tierra) de unos 840 kg, el que sería el primer satélite de observación terrestre de España, y se aplicaría en temas militares y civiles. También acompañaba el satélite científico TARANIS de 152 kg, que investigaría eventos energéticos en la magnetósfera, ionósfera y atmósfera.
Ambos iban a ser llevados a una órbita heliosíncrona de unos 668 km de altura.

 

El satélite español SEOSAT-Ingenio / ESA – P. Carril

Tras un vuelo exitoso de la primera (P80), segunda (Zefiro 23) y tercera etapa (Zefiro 9) de propelentes sólidos, el vehículo comenzó el encendido de la etapa superior AVUM (Attitude Vernier Upper Module) de propelente hipergólico. Segundos después, se notó una ligera desviación en la telemetría mostrada por Arianespace, antes de que cortaran los datos, causada posiblemente por un rendimiento menor al deseado en el motor.

Stéphane Israël, CEO de la empresa, confirmó la pérdida de misión luego de que no se reportara la adquisición de señal del cohete en una de las estaciones terrestres que se tenían en Australia.

Debido al momento avanzado en el vuelo cuando se registró la anomalía, el lanzador junto a los dos satélites lograron ganar bastante velocidad. Jonathan McDowell, un reconocido astrónomo estadounidense, calculo que la reentrada destructiva de estos objetos pudo haber ocurrido cerca del polo norte del planeta.

 

Trayectoria del vehículo lanzador / @planet4589 en Twitter

Aunque el Vega hubiera dejado a ambos satélites en una órbita mucho más baja a lo planeado, pudiera haber sido posible que se salvaran encendiendo sus propios motores, aunque sacrificarían bastante tiempo de vida útil.

Misión Crew-1 de SpaceX: Lanzamiento histórico

La primera misión operacional de SpaceX enviará este 16 de noviembre cuatro astronautas a la ISS. Tres de la NASA y uno de la JAXA. Un paso más para hacer que los lanzamientos de astronautas estadounidenses sean rutinarios.

Falcon 9 con la Crew Dragon en posición vertical en la Plataforma 39-A en Cabo Cañaveral. Fuente: SpaceX.

A pesar de una pandemia global, una temporada récord de huracanes en Estados Unidos y de tener que cambiar los problemáticos motores de los cohetes, la NASA y SpaceX siguen decididos a hacer despegar la histórica misión Crew-1 desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida el domingo. Desde la plataforma de lanzamiento 39A (LC-39A) despegará el primer vuelo con tripulación “operativo” de la compañía.

El vuelo de cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional en la cápsula Crew Dragon C207 sobre el cohete Falcon 9 B1061 sigue el éxito de la misión Demo-2  y establecerá algunos hitos clave en los vuelos espaciales.

La cápsula Crew Dragon C207 ha sido bautizada como Resilience (Resiliencia en español) debido a lo difícil que ha sido este año para todos por diferentes motivos. La tripulación lo explica así:

“Sentimos que si el nombre de nuestro vehículo podía dar un poco de esperanza, un poco de inspiración, hacer sonreír a la gente, entonces eso es definitivamente lo que queríamos hacer, y sentimos que Resilience es el nombre que puede hacer esto”.

¿Por qué es una misión histórica?

La misión Crew-1 es la culminación del programa Commercial Crew de la NASA que lleva des del 2011 en desarrollo. Durante décadas, la NASA normalmente ha desarrollado sus propios cohetes y naves espaciales internamente con la ayuda de contratistas, pero el programa de tripulación comercial funciona más como fletar un vuelo. Empresas como SpaceX y Boeing tienen vehículos diseñados para ser utilizados por otros clientes, y la NASA puede subirse a ellos.

¿Por qué se considera la primera misión operacional? Porque la Demo-2 -con Bob Behnken y Doug Hurley de tripulantes- se consideró una misión de demostración de Crew Dragon. Por eso, la NASA considera a Crew-1 como la primera misión oficial de rotación de la tripulación comercial. Y también la primera lanzada desde suelo americano desde el retiro del Space Shuttle en 2011.

También es un gran paso para devolver los vuelos espaciales a suelo estadounidense. Desde el final del programa del Transbordador Espacial en 2011 hasta la Demo-2 de 2020, la NASA ha confiado en la nave espacial rusa Soyuz para transportar a sus astronautas a la órbita.

“Es la primera vez que colocamos cuatro personas en una cápsula espacial, […] y también es la misión más larga jamás realizada por una cápsula estadounidense tripulada”. Declaró Anthony Vareha, director de vuelo de la misión.

Los miembros de Crew-1 estarán seis meses en una misión científica. Se trata de una noticia emocionante para las personas que se dedican a las ciencias orbitales y espaciales porque habrá siete personas a bordo de la ISS. Lo que significa más manos para hacer más experimentos en microgravedad.

Tripulación de la Crew-1 (Expedición 63/64 a la ISS)

Crew-1. De izquierda a derecha: Soichi Noguchi, Michael S. Hopkins, Shannon Walker y Victor J. Glover. Fuente: NASA.

Michael S. Hopkins (comandante): estadounidense de 51 años y astronauta de la NASA desde 2009. Es graduado en ingeniería aeroespacial por la Universidad de Illinois (1991) y tiene un máster en ingeniería aeroespacial en la Universidad de Stanford (1992). En 2013 formó parte de la Expedición 37/38 a la ISS, por tanto, esta será su segunda vez en la estación. Formó parte de la Fuerza Espacial estadounidense durante 28 años.

“Va a ser emocionante poder ver cuánto trabajo podemos hacer mientras estamos allí”, dijo Hopkins el lunes.

Victor J. Glover (piloto): estadounidense de 44 años y astronauta de la NASA desde 2013. Es graduado en ciencias e ingeniería general por la Universidad Politécnica del Estado de California. Tiene también 3 másteres y tiene una larga carrera como piloto de pruebas de la marina y la fuerza aérea estadounidense. Este será su primera misión espacial.

Shannon Walker (especialista de misión): estadounidense de 55 años y astronauta de la NASA desde 2004. Es graduada en física y arte en la física por la Universidad de Rice (1987). En 2010 formó parte de la Expedición 24/25 de la ISS, por tanto, esta será su segunda vez en la estación. En los años noventa trabajó en el Johnson Space Centre.

Soichi Noguchi (especialista de misión): japonés de 55 años y astronauta de la JAXA desde 1996. Es graduado (1989) y tiene un máster (1991) en ingeniería aeronáutica por la Universidad de Tokio. En 2009 formó parte de la Expedición 22/23 de la ISS, por tanto, esta será su segunda vez en la estación.

 

¿Dónde y cuándo ver el lanzamiento?

El lanzamiento estaba programado para el 14 de noviembre a las 7:49 pm (hora de Miami). No obstante, debido a al viento y a problemas en las operaciones de recuperación han aplazado el lanzamiento un día. Concretamente, se ha programado a las 7:27 pm (hora de Miami) del domingo 15 de noviembre, o lo que es lo mismo, a las 00:27 UTC del lunes 16. Se podrá ver en vivo en el canal de YouTube de Frontera Espacial. En la imagen las horas del inicio del directo.

 


 

20 años de presencia humana en el espacio

Durante los últimos veinte años la Estación Espacial Internacional siempre ha estado habitada por astronautas. Veinte años de cooperación global que han servido para mejorar la vida en la Tierra con avances tecnológicos y científicos.


De izquierda a derecha: Serguéi Krikalev, William Sheperd y Yuri Guidzenko. (Octubre del año 2000). Fuente: NASA.

El 2 de noviembre del año 2000 la Expedición 1 a bordo de la Soyuz TM-31 se acopló a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). Los astronautas William Sheperd, Yuri Guidzenko y Serguéi Krikalev completaron la primera estancia de larga duración permaneciendo 136 días a bordo. Desde entonces la presencia humana en la estación ha sido ininterrumpida y, veinte años después, 240 personas de 19 países la han habitado.

La ISS es el satélite artificial más grande que hemos construido. Tiene 109 metros de longitud, 75 de ancho y 27 de alto. Su área equivale al tamaño de un campo de fútbol americano y su peso supera las 400 toneladas. Está a unos 400 km sobre la superficie de la Tierra y orbita a 27000 km/h. Solo Venus y la Luna brillan más que la ISS durante la noche, así que se puede ver a simple vista. (Haz click aquí para aprender como ver Estación Espacial Internacional a simple vista).

Lo que nos ha dado la Estación Espacial Internacional

La estación está en constante caída hacia la Tierra, lo que hace que sea el único laboratorio con condiciones de microgravedad permanentes. Esta condición única ha servido para hacer más de 3000 investigaciones científicas de 108 países. La ciencia que se hace a bordo de la ISS es interdisciplinar e incluye campos tan diversos como la microbiología, la física fundamental, la biología humana, la astronomía y la meteorología, entre otros. Estos son cuatro ejemplos de los avances conseguidos.

Tratamientos para el cáncer

Científicos de la NASA han investigado un sistema de microencapsulado electrostático (MEPS, por sus siglas en inglés) que ha demostrado que en condiciones de microgravedad se pueden producir microcápsulas con propiedades más eficientes para administrar los medicamentos utilizados en la quimioterapia. Y de esta forma, permitir un tratamiento más eficaz para pacientes de cáncer.

Alpha Magnetic Spectrometer (AMS) fotografiado por el astronauta Ron Garan durante un paseo espacial (12 de julio de 2011). Fuente: NASA

El Espectrómetro Magnético Alfa (AMS)

Un imán para medir los rayos cósmicos e intentar conocer la naturaleza de la materia y energía oscuras. Ha recolectado más de 30 millones de partículas que llegan desde el espacio profundo y ha medido sus energías y la dirección desde la que vienen.

 

 

Control de desastres naturales

La ISS da una vuelta completa a la Tierra cada 91 minutos y recorre en un día más del 90% de las zonas pobladas. Por esto, un sistema de recogida de imágenes de a bordo ha servido para monitorear desastres naturales y actuar más rápidamente.

 

Fotografía del astronauta Stephen K. Robinson anclado en el brazo robótico CanadArm2. (2005)

El brazo robótico quirúrgico NeuroArm y su legado

Este instrumento quirúrgico es capaz de realizar delicadas cirugías en el cerebro con mayor precisión que cualquier mano humana. Así lo demostró en 2008 cuando eliminó el tumor del tamaño de un huevo del paciente Paige Nickason y, des de entonces, ha realizado 35 cirugías más. Gracias a el surgió primero el CanadArm y luego CanadArm2 y su compañero Dextre, que actualmente están integrados en la ISS. Esta tecnología de brazo robot ayuda al ensamblaje y mantenimiento de la estación.

¿Una preparación para viajar a Marte?

La vida a bordo de la Estación Espacial Internacional es todo un reto. Al fin y al cabo, los astronautas pasan meses en la estación y uno de los objetivos es aprender qué necesitamos para hacer un viaje a otro planeta como podría ser Marte. La pérdida de vista, de densidad ósea y muscular, o cómo nos afecta la radiación son claves para un viaje al espacio profundo. Así como la debilitación del sistema inmunológico, que ocurre en el espacio y aún no sabemos por qué. También es necesario gestionar bien los recursos y la estación es un gran ejemplo de ello. El 65% del agua de la estación es reciclada del sudor de los astronautas y de su orín. También, la estación es capaz de generar su propio oxígeno a través de la electrólisis: un proceso químico que divide las moléculas de agua en de hidrógeno y en oxígeno.

Actualidad y futuro 

El mantenimiento de la estación está a cargo de 5 agencias espaciales: la NASA (EE. UU.), Roscosmos (Rusia), la JAXA (Japón), CSAASC (Canadá) y la ESA (Europa).

Actualmente la habitan los astronautas de Roscosmos Serguéi Rízhikovy Serguéi Kud-Sverchkov, y la astronauta de la NASA Kathleen Rubins. Esta es la tripulación que recibirá el 15 de noviembre a la Crew-1, la segunda misión tripulada de SpaceX. Será la segunda vez que una empresa privada lleve astronautas a la ISS. La misión está formada por cuatro astronautas: Michael Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker de la NASA y Soichi Noguchi de la JAXA.

Está previsto que la ISS se mantenga activa hasta 2024 y el segmento ruso hasta 2030. Pero según el director de la Estación Espacial Internacional Sam Scimemi:

“La tendencia ahora va hacia el sector privado o el modelo comercial, es decir, que lo que antes hacían solamente los gobiernos ahora lo puede y lo debe hacer la industria privada” (declaraciones de El Futuro es Apasionante de Vodafone, en Facebook).