Nave Starship

La NASA elige a la Starship de SpaceX para llevar a los siguientes humanos a la superficie lunar

Este viernes 16 de abril, la NASA hizo oficial que el contrato Human Landing System, para desarrollar un módulo de aterrizaje tripulado para llegar a la Luna, fue ganado por la nave Starship de SpaceX.

Por lo tanto, la tripulación de la misión Artemis-3, que regresará a la humanidad a la superficie lunar por primera vez desde 1972, descenderá de una Starship, tan pronto como en 2024, aunque claro, esta fecha parece un objetivo cada vez más difícil.

Starship SpaceX ganadora HLS Artemis
Render de la variante lunar de la Starship. [NASA]
En el nuevo render mostrado durante la conferencia de la NASA, se logró ver el esperado tren de aterrizaje renovado de la Starship, además de un cambio en la ubicación de los paneles solares, menos ventanas y la compuerta en donde se encuentra un “elevador” para descender a la superficie.

Ya que la Starship, de 50 metros de altura, tiene sus tanques de propelentes en la parte inferior, la zona en donde se aloja la tripulación se encontraría muy por encima de la superficie, requiriendo el uso de un elevador, del que incluso se mostró una “maqueta” en febrero de este año.

Starship Elevador SpaceX Nave
Maqueta realizada por SpaceX de un elevador funcional para la Starship.

 

Human Landing System

El contrato Human Landing System (HLS) comenzó en mayo de 2020, cuando Blue Origin (National Team), Dynetics y SpaceX recibieron $579, $253 y $135 millones de dólares respectivamente para desarrollar su concepto de módulo de aterrizaje.

Tras una extensa evaluación de la NASA, durante casi un año, SpaceX resultó elegida, ya que con los recursos actuales, la agencia apenas completaba la opción de la Starship, que era la más barata.

Con un contrato de $2900 millones de dólares, esta primera parte del HLS verá a una Starship lunar realizando dos misiones: una sin y otra con tripulación, esta última siendo Artemis-3.

De todas formas, se anunció que en una segunda parte del programa para alunizajes operacionales, se podrían considerar más propuestas además de la Starship, en donde Dynetics o Blue Origin podrían proponer nuevamente sus conceptos.

Dynetics SpaceX National Team HLS Contratos
Las tres propuestas originales del contrato Human Landing System. [NASA]
Una de las líneas más significativas del anuncio por la NASA fue: “Los planes de SpaceX para autofinanciar y asumir el riesgo financiero de más de la mitad de las actividades de desarrollo y pruebas de su arquitectura [la Starship], y que planea utilizar para numerosas aplicaciones comerciales, presentan beneficios sobresalientes para la NASA”.

 

Las misiones Artemis

Pero, ¿cómo será la estructura de la misión? En el programa Artemis, las tripulaciones serán lanzadas únicamente con el cohete Space Launch System (SLS) y la cápsula Orion, y una vez en órbita lunar, se acoplará con la estación Gateway, en donde ya estaría una Starship lunar esperando a su tripulación. En general, la Starship únicamente fungirá como transporte Gateway-Luna, Luna-Gateway, mientras que la tripulación dejará y regresará a la Tierra con la cápsula Orion.

Gateway NASA Orion SLS Starship Orbita lunar
Una cápsula Orion acoplándose a la estación lunar Gateway. [NASA]
¿Cuándo podremos ver esto? No se han dado más detalles al respecto, ya que desde la administración Trump, el objetivo era 2024. Aunque esto aún no está fuera de la mesa, cada vez parece más difícil lograrlo, por lo que quizá en 5 años logremos ver misiones regulares a la superficie lunar, en una Starship.

Aunque parezca que regresar a la Luna sea una pérdida de tiempo, esta vez iremos de una forma diferente, tras 60 años de experiencia, ahora vamos de la mano con empresas, que próximamente abrirán nuevas puertas a la exploración espacial. Esta misión es el primer paso para una misión marciana.

La Starship SN8 casi estalla tras prueba de motores

La Starship SN8 había realizado con éxito una prueba de ignición con un motor el martes 10 de noviembre, y se perfilaba para realizar su vuelo de 15 km en unos días, una vez completara otras dos pruebas más.


 

Este jueves 12 de noviembre, luego de una prueba de ignición de motores rutinaria –la tercera para el prototipo Starship SN8– ocurrió una anomalía que causó la pérdida del sistema neumático del vehículo. Presuntamente algo se calentó demasiado en el área de los motores Raptor y se derritió.

Sin este sistema, la Starship no tenía forma de abrir las válvulas para liberar presión (venting) en el tanque de cabecera que contiene oxígeno líquido (LOX). Con la temperatura aumentando, al igual que la presión, la SN8 pudo haber terminando estallando, según un tweet de Elon Musk.

 

 

El dispositivo de emergencia para liberar presión (un disco de ruptura) fue el héroe para que la Starship SN8 pudiera liberar presión antes de estallar. La principal preocupación era que alguna de las soldaduras del prototipo fallara antes de que este disco de ruptura entrara en acción, pero por suerte no ocurrió.

Según Musk, al menos uno de los motores tendrá que ser reemplazado, además del mismo disco de ruptura, revisar el sistema neumático, y volver a probar los motores con diversos encendidos.

Según como se ve la situación, Frontera Espacial puede proyectar que no veremos el vuelo de 15 km del prototipo SN8 hasta finales de noviembre como mínimo.